Un año más, la iluminación de las calles nos avisa de la llegada de la Navidad a la ciudad pero además hay otras tradiciones que también nos alertan de que ya está aquí como la colocación de la  Fira de Santa Llúcia, que es la feria más antigua que gira entorno al mundo del pesebre y de las tradiciones navideñas y que este año celebra la 232 edición, situada como de costumbre en la Avenida de la Catedral, permanecerá abierta hasta el próximo 23 de diciembre. Además, también este año en el marco de la Fira de Santa Llúcia nos encontramos con un Caga Tió gigante para que los niños menores de 12 años puedan hacerlo cagar.
A la Fira de Santa Llúcia hay que sumarle otras firas y mercadillos de Navidad que se reparten por los diferentes barrios de la ciudad como la Fira de Nadal i Reis en la marquesina de la Via Júlia en Nou Barris,  la Fira de Nadal de la Sagrada Familia en l’Eixample y la Fira de Sant Tomàs i Reis en la Gran Via de les Corts Catalanes (entre Muntaner y Rocafort) que se instalará el próximo 20 de diciembre y permanecerá abierta hasta la misma noche de Reyes.
Junto a las ferias de Navidad otra tradició pesebres entre los que destacan el colocado en la Plaça Sant Jaume organizado por el Ayuntamiento y que este año su creador el escenógrafo Sebastià Brossa nos invita a sentarnos a la mesa, bajo el nombre de «Tots a taula!» rinde homenaje al recuerdo familiar de las comidas de Navidad en casa de la abuela o la tieta, de ahí el suelo de mosaico hidráulico, y donde todas las sillas son distintas pues con tanta familia en estas comidas siempre faltan sillas. Una comida de Navidad en la que están representados todos los personajes del pesebre personificados través de los atributos que tiene cada una de las sillas.
Y para los que prefieren un pesebre más clásico el patio del Museu Frederic Marès nos propone un viaje hasta los bosques del Pedraforca donde está ambientado el pesebre creado por los miembros de la Associació de Pessebristes de Barcelona, una entidad centenaria fundada en el año 1863. Siguiendo el estilo tradicional que siempre ha caracterizado sus obras, ha elaborado este pesebre hecho con materiales naturales como el corcho, musgo y más elementos vegetales. Las figuras son de madera y han estado elaboradas a mano en un taller italiano. Y como todo pesebre tradicional cuenta con las tres escenas imprescindibles: el nacimiento con el niño Jesús, la anunciación de los pastores y la cabalgata de los Reyes Magos.
El pesebre de la Plaça Sant Jaume se puede visitar hasta el 6 de enero de 10:00 a 24:00 horas y el pesebre del Museu Frederic Marès estará expuesto hasta el 2 de febrero pero hasta el 6 de enero puedes visitarlo todos los días de 10:00 a 21:00 horas.
¡Haz clic para puntuar este artículo!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Ayúdame y comparte el artículo
José Luis López

José Luis López

Informació de la bio

Deja una respuesta